MENU

Antes de Invertir en un Diseño Web, Invertí en un Fotógrafo

Ya se que esta frase no es lo que se esperaría de una diseñadora web, pero siempre que puedo insisto a mis clientes que separen una parte de su presupuesto para realizar una sesión de fotos profesional. En este post cuento cómo sacar el máximo provecho de una sesión de fotos y cubrir la necesidad de imágenes de tu web.

Las imágenes de tu web tienen la capacidad de fijar en la mente de tus visitantes el estándar de calidad con el cuál percibirán tus servicios, y esto puede potenciar a tu marca o condenarla de forma permanente.

No se trata de contratar al fotógrafo de moda o al más caro, para tener fotos que sirvan a tu objetivo de posicionamiento podes recurrir a un conocido que tenga buen equipamiento y del cuál conozcas anteriores trabajos (este punto es no negociable, visita su portfolio y evalualo con atención). Lo importante es que las imágenes (que luego podrás utilizar en las redes, email marketing, etc) tengan un aspecto muy profesional y alineado con tu marca.

Una vez decidida a contratar un fotógrafo: cómo dimensionar los requerimientos de imágenes para una web? La cantidad y tipos de fotos dependerán del contenido y tamaño de la misma, pero si habláramos de una web de 5 páginas (inicio, servicios, blog, contacto y quien soy) un número orientativo que suelo indicar es el de 25 imágenes dividas de la siguiente forma:

–  5 fotos donde estés presente (vos y/o tu equipo). 

– 10 fotos relacionadas a tu actividad. Pueden ser en tu lugar de trabajo o relacionadas a las herramientas que usas cuando trabajas. 

–  10 fotos generales. Este grupo de fotos dependerá de tu rubro o actividad, pueden ir desde plantas, paisajes, edificios, hasta imágenes más artísticas.

Si el presupuesto lo permite sería genial poder hacer las dos primeras (donde estés vos y fotos relacionadas a tu actividad) con un fotógrafo profesional. Habitualmente las sesiones se presupuestan por día de trabajo, y 15 fotos es un resultado razonable si trabajaron de forma eficiente en la organización previa.  

En el tercer grupo (fotos generales) podes optimizar tu presupuesto recurriendo a Bancos de Imágenes (gratuitos y pagos) donde hay situaciones generales que pueden engamarse muy bien a tus propias fotos. 

Al momento de pensar en la variedad y tipos de fotos que podes incluir en tu web, permitime sugerir algunos tomas. Pensá en cómo cada una de estas sugerencias podrían aplicarse a tu trabajo en particular para armar tu portfolio de imágenes. Crea un tablero en Pinterest junto a tu fotógrafo, con poses, tomas y temáticas. En el día de la sesión podrán recurrir al tablero como inspiración, verás lo útil que es “ver” otras composiciones para armar las propias.

Algunos ejemplos de tomas a continuación:

Otra recomendación es que realices el trabajo previo de producción con precisión y no dejes nada librado al azar. No subestimes su importancia, es donde más tiempo podes perder el día de la sesión y eso puedo significar una menor variedad de tomas finales. En esta planificación no dejes de considerar:

  1. Locación. Podes pedir ayuda al fotógrafo para definir el mejor lugar y horario para las tomas.
  2. Ropa y Decoración. Considera la paleta de colores de tu marca para incorporar en accesorios así como en elementos decorativos de la locación (almohadones, flores, cuadros y objetos). Pero ojo, no exageres, vestite con tonos neutros y usa los colores de tu marca en los complementos. 
  3. Otros elementos. Si necesitas fotos de productos o fotos interactuando con alguno de ellos es importante tenerlos listos para ese día, definí los accesorios que los acompañarán cómo por ejemplo tazas de café, computadora, artículos de papelería y todo aquello que esté relacionado con tu imagen de marca. 

Por último, no dejes de coordinar y organizar los servicios adicionales que necesitarás cómo peluquería y maquillaje. Tanto si contratas a alguién como si lo hicieras vos misma, toma en cuenta el tiempo que llevará hacerlo antes de las fotos.

Una consulta que suelo recibir es si es necesario plantear la web antes para después realizar la sesión de fotos (y así saber exactamente que tipo de imágenes vas a necesitar). En mi opinión una sesión bien planificada con las consideraciones anteriores seguramente va a cubrir las necesidades del diseñador web en términos de imágenes, no es necesario ser tan preciso e incluso estar muy atado a cubrir determinados espacios de la web puede hacer que pierdas la espontaneidad y frescura. 

Espero este post sea útil y puedas aprovecharlo para que las fotos de tu web reflejen tu trabajo y cautiven a tus clientes.

Lista? Animate a ser protagonista por un día (y disfrutalo!!).

Paula

EL BLOG

No se si estarás con una taza de café en mano, pero te invito a sentarte y leer el Blog. 

Emprender es dinámico y todo el tiempo hay nuevas herramientas, mercados, productos y sobre todo mucha información. 

Escribo sobre temas que me gustan y creo pueden interesarte también, pero sobre todo escribo desde la necesidad de satisfacer mi curiosidad. Si querés te avise cuando escriba algo nuevo te invito a suscribirte al newsletter.

Es un placer tenerte aquí!

En las redes encontrame en

NUEVO EN LA TIENDA

Que te gustaría visitar?

Newsletter

Visitar las redes: